Transparencia empresarial: un nuevo imperativo a la hora de hacer negocios



La transparencia en la conducta empresarial latinoamericana es sin duda un motor para la mejora y la competitividad, y es en estos momentos una expectativa esencial de los grupos de interés en la región, particularmente en el contexto de los esfuerzos que se adelantan para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Sin transparencia no hay confianza, y sin confianza es muy complejo hacer negocios. Los ODS hacen un llamado explícito a todas las empresas, sin importar su sector, nacionalidad, propiedad o tamaño, para que apliquen su creatividad e innovación en la solución de los retos que plantea el desarrollo sostenible. Es entonces imperativo que las empresas latinoamericanas alineen sus estrategias comerciales con los objetivos y metas mundiales, y sean transparentes con respecto a sus esfuerzos.


Así las cosas, la rendición de cuentas en sostenibilidad es en sí misma una contribución a los ODS. Para lograr la producción y el consumo responsable, la meta 12.6 es clara al plantear que los Estados Miembros deben “Alentar a las empresas, en especial las grandes empresas y las empresas transnacionales, a que adopten prácticas sostenibles e incorporen información sobre la sostenibilidad en su ciclo de presentación de informes.”


La visión de este meta es que se rinda cuentas sobre la contribución empresarial al desarrollo sostenible con la misma frecuencia, rigurosidad e importancia con que se rinden cuentas sobre los resultados financieros de una organización.